Simplificando la seguridad del hogar

 


Sencillamente seguro

En casa, uno quiere sentirse protegido y no tener que preocuparse. Por eso, unas persianas automatizadas ofrecen además de confort, una mayor seguridad. Al anochecer, solo tiene que pulsar el interruptor o el mando a distancia, y desde el sótano hasta la planta alta se cierran con total fiabilidad todas las persianas. O más fácil todavía: opte directamente por un reloj programador con función Astro o el control centralizado de la vivienda CentralControl. De este modo sus persianas reconocen por sí solas cuándo ha llegado la hora de cerrarse y de abrirse de nuevo por la mañana.

Lo bueno de ello –independientemente de la solución por la que se decida: si cualquier cosa impide el descenso de las persianas –p. ej., un juguete olvidado o una maceta–, estas se detienen de forma automática y, sobre todo, a tiempo, antes de que el objeto o la persiana resulten deteriorados. De ello se encarga el reconocimiento de obstáculos sensible de sus automatismos marca Becker.

Y si alguna vez se retrasa su regreso a casa, ya sea porque se alargue su jornada laboral o porque desea pasar una velada agradable con amigos, puede sentirse igual de relajado. Al fin y al cabo, gracias al reloj programador puede estar seguro de que sus persianas harán puntualmente su trabajo también durante su ausencia, y complicarán la vida a los ladrones.

 


Protección antirrobo eficaz

Pero, ¿qué ocurre si alguna vez tiene que ausentarse durante una larga temporada, p. ej., por viaje de negocios o durante las vacaciones de verano? Seguro que conoce esa incómoda sensación cuando a uno le asalta un mal presentimiento: ¿estará todo en orden en casa? Pero con sus persianas automatizadas sabe que: no hay razón para preocuparse.

Por una parte, las persianas se abren y se cierran a un ritmo normal automáticamente a través de un reloj programador, simulando así su presencia. Y por otra: si alguien intentara entrar rompiendo la ventana no llegaría muy lejos. El sensor de rotura de cristal activa el cierre inmediato de las persianas cuando se rompe el cristal de una ventana o incluso cuando el sensor detecta fuertes sacudidas en la ventana. Y si los ladrones intentan subir las persianas a la fuerza, los automatismos también son expertos en frustrar sus intenciones. De ello se encarga el seguro contra apertura integrado, que además recibe la asistencia de un freno electromagnético de gran resistencia.

 


Control ubicuo

Para ir completamente sobre seguro lo indicado son el sistema domótico inteligente y CentralControl. Porque de esta forma, no solo se protege usted y su hogar de forma eficaz contra los ladrones o una excesiva radiación solar. Además, a través de estos sistemas también es posible controlar las persianas, la protección solar y la puerta del garaje, así como otros aparatos eléctricos –con independencia de si está o no en casa.

Así, si por ejemplo se encuentra de viaje y de repente le asalta la duda: "¿Realmente he apagado todas las luces de la casa? ¿Puede ser que la cafetera aún esté encendida?" – la solución es bien sencilla. Entre en su CentralControl a través de un smartphone o una tablet y verifique en unos pocos segundos el estado de sus aparatos. Si se confirma la sospecha, basta un clic para apagar la luz y la máquina de café – y ya puede continuar disfrutando de sus merecidas vacaciones.

Del mismo modo también puede hacer que, p. ej., las persianas de su casa se ocupen de sí mismas. Solo hay que realizar los ajustes deseados en el CentralControl –antes de la partida en la pantalla táctil o bien ya de camino a través de una conexión segura a internet mediante smartphone, tablet u ordenador portátil –y listo. Por medio de actualizaciones gratuitas se garantiza que su CentralControl incorpore siempre los últimos avances tecnológicos.